Algo más que un músico…

por Uli el 8 febrero 2009

en Caja de Música

Portada del libro Gadsby
PORTADA DEL LIBRO GADSBY

Uno de los libros más curiosos de la literatura inglesa fue escrito por un músico californiano. Ernest Vincent Weight, músico militar norteamericano, fue el autor de “Gadsby”, una legendaria novela lipogramática de 50.110 palabras donde fue omitida la letra E. Un “lipograma” es una obra escrita donde se excluye alguna letra en particular.

Wright, nacido en 1873, sintió atracción desde muy joven por la música y la literatura, pero su especial predilección por el orden encaminó sus pasos hacia la disciplina militar. Al salir de la universidad, se alistó en el ejército de los Estados Unidos. Cuando ya había cumplido los cuarenta, participó en la I Guerra Mundial, enrolado en la banda musical de su regimiento, donde trataba de amansar, con notas musicales, a la bestia que recorría Europa durante tan tormentosa época. Al regresar a su nativa América, se incorpora a la XIV Compañía del National Military Home, de donde ya no se movería.

Entre 1936 y 1937, mientras Hemingway suspiraba por ser un héroe en la Guerra Civil Española y los miembros de la Generación Perdida vagaban por Europa escribiendo novelas sin palabras en mayúsculas, como Honor o Patria, Ernest Vincent Wright se dedicaba a construir una extraña novela que le ha hecho pasar a la posteridad por razones paraliterarias. Indignado por la disipación moral que había detectado en “El Gran Gatsby” de Francis Scott Fitzagerald, este músico militar, ya sesentón, planeó escribir una furibunda reacción que se titularía “Gadsby”. Su novela trata de la lucha de un tal John Gadsby para transformar la villa de Branton Hill, en una ciudad símbolo del progreso y de la prosperidad, dos de los conceptos fundamentales del llamado “Sueño Americano.” Pero el viejo músico, tomó la determinación de erradicar la letra E de su novela, en una prueba suprema del valor y del esfuerzo. Tras tres años de ímprobos trabajos, Wright presentó a diversos editores una obra de 50.110 palabras y más de un cuarto de millón de letras entre las que no había ninguna E. Ni una.

En 1939, la editorial de Los Angeles Wetzel Publishing Company, publicó la obra de Wright sin demasiado éxito comercial. Pero hoy, la primera edición de “Gadsby,” es uno de los tesoros más preciados en el mercado del libro antiguo americano. El extraordinario uso de los verbos y sinónimos usados por Wright, le convierten en alguien excepcional. Por un lado, durante el largo proceso de escritura de la obra, este curioso músico ató con un cordel la tecla correspondiente a la E de su máquina de escribir para inutilizarla y evitar de este modo un fatal descuido. Por otro lado, debo señalar la dificultad de narrar toda una obra en inglés sin el uso de la E, (la letra más usada en ese idioma) si tomamos en cuenta que tan sólo para convertir un verbo en pasado se añade el sufijo “ed”. Ni qué decir de los pronombres personales “she” (ella), “they” (ellos), “we” (nosotros). Incluso se obligó a omitir abreviaciones (como “street” [calle]), para que el lector no visualizase, ni mentalmente, palabra alguna con E.

Para que se puedan dar una idea de tamaña labor, les transcribo algunas líneas del final de su novela en su idioma original. Nótese que no termina con “The End”

    “A glorious full moon sails across a sky without a cloud. A crisp night air has folks turning up coat collars and kids hopping up and down for warmth. And that giant star, Sirius, winking slyly, knows that soon, now, that light up in His Honors room window will go out. Fttt! It *is* out! So, as Sirius and Luna hold an all-night vigil, I’ll say a soft “Goodnight” to all our happy bunch, and to John Gadsby – Youth’s Champion.
    Finis.”

Lamentablemente, el perseverante Ernest Vincent Wright nunca llegó a ver un ejemplar de su obra. Murió a los 65 años; el mismo día que “Gadsby” salía de la imprenta.

{ 3 comentarios }

1 sasopasadena marzo 10, 2009 a las 16:49

Uli, Gracias por desenterrar esta historia tan interesante. :biggrin:

2 Hiedra marzo 10, 2009 a las 19:37

Qué curiosa la información Uli, y que labor tan dura se planteó el profesor, escribir sin una vocal tan importante como la e. Bueno, ahora que lo pienso… cualquier vocal es importante 😉

Por cierto, El Gran Gatsby fue una película que me encantó en su momento… fue justo cuando me enamoré de Robert Redford :wub:

3 Uli57 marzo 11, 2009 a las 20:09

Muchas gracias, amigas! :wub: Siempre me asombrará lo que puede hacer un ser humano cuando se lo propone! ¿Se imaginan el trabajo mental que se requiere para semejante labor…? :pinch:

En el blog de Uli57: HACEMOS TRAVESURAS CON LAS FOTOS ….

Los comentarios están cerrados.

Previous post:

Next post:

42