Señores, con todo mi respeto: El Maestro Billo Frómeta

por Uli el 15 febrero 2009

en Autores y Compositores,Caja de Música

Billo Frómeta

Cuando Melómano abrió el Foro a “Canciones dedicadas a un pueblo o lugar”, en Especiales, Historias, Imágenes, Listas, no pude dejar de pensar en el Maestro Billo Frómeta. Es ahí donde se me presenta el problema; Billo, como cariñosamente le llamaba la gente, compuso e interpretó tanta música dedicada a tantos lugares y pueblos distintos, que me fue imposible decidirme por una canción. Pensé entonces, ¿y si menciono aquella de…? No, mejor esta otra… Quizás aquella… Y entonces, se me prendió el bombillo ¿por qué no dedicarle un lugar especial a alguien que tantas alegrías proporcionó?

El 15 de Noviembre de 1915 nació Luis María Frómeta Pereira, en Santo Domingo, República Dominicana. Tiempo después, sus padres, el abogado José María Frómeta y doña Olimpia Pereira de Frómeta deciden mudarse a San Francisco de Macoris, ciudad del interior de la República Dominicana. Y es allí, en su escuela primaria donde comienza a recibir sus primeras lecciones de teoría y solfeo. Como la música era materia obligada, debía asistir diariamente a la academia antes de entrar a clases.

En este tiempo, tiene como compañeros a dos músicos, Simón Damirón y Rafael Minaya; quienes más adelante se harían grandes amigos y compañeros de proyectos musicales. Teniendo 15 años ya es fundador y primer director de la Banda del Cuerpo de Bomberos de Ciudad Trujillo, compuesta por 48 músicos. Posteriormente, es miembro fundador de la Orquesta Sinfónica de Santo Domingo.

Como no es mi intención el hacer una biografía del Maestro Billo Frómeta; eso, ya lo han hecho otros, sólo quiero señalar algunas curiosidades que me encontré al tratar de averiguar un poquito más sobre su vida.

  • Al cumplir sus estudios secundarios, allá por el año 1933, comienza sus estudios de medicina en la Universidad de Santo Domingo “porque papá quería contar con un médico en la familia”. Sobre esto, un día comentó: “hubiera sido un buen galeno, porque tengo una letra horrorosa”.
  • En ese tiempo, para ayudarse en su sustento imparte clases de guitarra a domicilio y hace arreglos musicales a las agrupaciones que se lo pidieran.
  • Conoce al músico Freddy Coronado (estudiante de violín e ingeniería), que le consigue la plaza de saxofonista en la Orquesta del Teatro Capitolio en Santo Domingo y como fagotista en la Sinfónica de Santo Domingo y, además, le anima a formar Conjunto Tropical, que comienzan a tocar, regularmente, en la estación de radio HIN.
  • Se une a Simón Damirón (pianista y estudiante de ingeniería), su hermano Fernando Frómeta, Ernesto Chapusseaux (estudiantes de medicina) y Coronado. Fundan la orquesta de baile Santo Domingo Jazz Band, con Damirón como director. Se influencian con las orquestas predominantes en la época: Fletcher Henderson, (pionero del género “Big Band” y el Swing), Casino de la Playa (de Cuba) y Glen Miller.
  • Con los estudios de medicina, cada vez tiene menos tiempo para la música, pero aún así, nunca la abandona. En su tercer año en la universidad ingresa al Hospital Militar, hasta que le obligan a usar el uniforme de guarde, a lo cual él se niega y es expulsado de la Universidad de Medicina. Recordemos que en el momento, República Dominicana está bajo la dictadura militar del General Rafael Leonidas Trujillo. Continúa trabajando con Simón Damirón. Éste parte para Puerto Rico y Billo pasa a dirigir la orquesta.
  • Surge una oferta desde Caracas para contratar Santo Domingo Jazz Band para amenizar las fiestas de año nuevo en la sala de baile Roof Garden del Hotel Madrid, en pleno centro de Caracas, frente a la Plaza Bolívar.
  • Como el dictador Trujillo sentía una obsesiva y enfermiza posesión del poder, le dio hasta por cambiar el nombre de la capital (o de todo lo que le pareciese atractivo) de Santo Domingo, por el de Ciudad Trujillo, al punto de que, para otorgarle el permiso a la banda, se le puso como condición que el nombre fuera cambiado a Ciudad Trujillo Jazz Band. Los jóvenes músicos accedieron a regañadientes.
  • Parten el 26 de Diciembre de 1937 a bordo del barco “Sordwagen”, donde viajan en la carbonera, sin comida ni la más mínima atención, arribando a suelo venezolano el 31 de Diciembre. Bajo el brazo, tiene un contrato por tres meses y un saxofón. Cuando llegan se enteran que los empresarios que les contrataron, han promovido el evento con un nombre supuestamente más atractivo para el público caraqueño: “Billo and his Happy Boys” (Billo nunca se explicó el origen de este apodo, supuestamente canario; su madre y su abuelo paterno, el viejo Severo, nacieron en La Laguna, Tenerife). Su estadía se prolongaría por mucho más de tres meses.
  • Aquel 31 de Diciembre de 1937, Billo sintió el amor a primera vista por la “ciudad de los techos rojos” y nunca perdió oportunidad de dedicarle las más bellas canciones a Caracas. Su éxito no se hizo esperar y la historia se encargó de reflejarlo así en sus páginas.
  • El destino logra que haga su entrada a Europa a través de Canarias. En Santa Cruz de Tenerife, miles de personas danzaron con Billo en la Plaza de España hasta ver el amanecer y, en la plaza de toros, la orquesta tuvo que salir tocando a la calle para poder despedir a un público que se negaba a abandonar el lugar. En el año 1987, Billo entra en el Libro Guinness de Récord por una audiencia de más de 240.000 espectadores en los Carnavales de Tenerife.
  • En 1988 Venezuela se prepara para conmemorar los cincuenta años de aniversario de la llegada de Billo. Se fija la fecha para el 28 de Abril. En esa fecha se cumpliría uno de los sueños dorados del Maestro: Dirigir la Orquesta Sinfónica de Venezuela y, junto a ella, respaldar a muchos de los cantantes que le habían acompañado en el correr de los años. Los días previos al concierto, se presentaron extenuantes debido a los múltiples compromisos. El 27 a Abril de 1988 era el último día de ensayo. En el majestuoso Teatro Teresa Carreño, de Caracas, después de haber interpretado la canción “Un Cubano en Caracas”, Billo recibe una ovación de pié por parte de los profesores e integrantes de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Le emociona de tal manera, que colapsa, cayendo desmayado. El diagnóstico no se hizo esperar. El Maestro había sufrido un derrame cerebral y expira el 5 de Mayo de 1988.
  • El 6 de Mayo de 1988, ante la incredulidad de lo acontecido, Caracas se detiene para rendirle su más sentido homenaje al Maestro Billo. Una inmensa multitud le acompaña entre vítores y canciones; para concederle su último deseo, un coro multitudinario le canta entre lágrimas:

“… Y es que yo quiero tanto a mi Caracas

que sólo pido a Dios cuando yo muera,

en vez de una oración sobre mi tumba

el último compás de Alma Llanera… “

Fragmento de “Canto a Caracas”,  por: Luis María Frómeta (Billo).

{ 2 comentarios }

1 HORACIO FROMETA noviembre 11, 2009 a las 17:29

ME HUBIERA GUSTADO CONOCER A BILLOS,EL ERA HERMANO DE MI BISAVUELA
JOSEFINA FROMETA,YA FALLESINA,Y TAMBIEN MI INCLINACION POR LA MUSICA
YO TAMBIEN VOY POR ESO CAMINO,YO ESCRIBO CANCIONES,DONDE AHORA NO HAN SALIDO AL AIRE,MI CANCIONES SON DE AMARGUE,PERO YO NO CANTO,SOLO ESCRIBO ,PRONTO SERAN ALGUNA CANCIONES GRABADA,DEPUES DARES EL NOMBRE DEL GRUPO QUE GRABARA,AHORA UN MENSAJES,ES BUENO QUE LA FAMILIA SE BUSQUE,YO SOY DE GUAYABAL SANTIAGO REPUBLICA DOMINICANA,Y VIVO EN EL BRONX NY…. 8)

2 Uli57 noviembre 11, 2009 a las 19:11

¡Horacio, muy bienvenido! Me encantaría que compartieras tus canciones con nosotros 😀 En el Foro Cuando Calienta El Sol tenemos un hilo completo dedicado al Maestro Billo Frómeta, no dejes de visitarlo. 😉
.-= Ahora mismo, en el blog de Uli57: ELVIS PRESLEY COLLECTOR =-.

Los comentarios están cerrados.

Previous post:

Next post:

42